Últimas Publicaciones

Causas de la pérdida auditiva

La pérdida auditiva tiene como característica la disminución de la capacidad de percibir los sonidos. Esa pérdida puede ser leve, moderada, grave o profunda y puede afectar uno o los dos oídos.

Una de las causas más frecuentes de pérdida de audición es la pérdida natural como consecuencia natural del envejecimiento.

Así como el envejecimiento hay otras causas de pérdida auditiva que pueden ser adquiridas a lo largo de la vida, algunas de ellas son:

  • Algunas enfermedades, como el sarampión, la meningitis y la enfermedad de Ménière. O síndromes, como el síndrome de Usher o el síndrome de Alport;
  • La infección crónica del oído;
  • La otitis media, o sea, la presencia de líquido en el oído;
  • La exposición a ruidos constantes o a sonidos muy elevados;
  • El uso de algunos medicamentos, como la quimioterapia;
  • La obstrucción del conducto auditivo producida por cerumen o cuerpos extraños.

La pérdida auditiva también puede ser determinada en el momento del nacimiento o poco después por causas congénitas, que pueden ser en consecuencia de:

  • Infecciones durante el embarazo, como la rubeola materna o sífilis;
  • El bajo peso del bebe al nacer o falta de oxígeno durante el parto;
  • Uso de ciertos medicamentos, como amino glucósidos, medicamentos citotóxicos, antipalúdicos y diuréticos;
  • Ictericia grave durante el período neonatal, que puede lesionar el nervio auditivo del bebe.

Deja un comentario